Una de las fantasías más habituales entre parejas: invitar a una chica para experimentar y mantener relaciones sexuales con ella. Pero, ¿cómo conseguir esta invitada especial?

El gran paso ya está dado: habéis decidido de mutuo acuerdo tener sexo con una tercera persona. Queréis pasarlo bien con alguien más y trasgredir los límites de vuestros deseos. El nivel de excitación es alto. La expectativa es parte del proceso. Ahora sólo tenéis que escoger a la chica.

Es posible que conozcáis a alguien de confianza a la que le podáis proponer el trío. Aún así, sabemos que puede ser un momento algo tenso y lamentablemente algunas personas también pueden interpretarlo mal. Salir una noche juntos e ir de “cacería” a por vuestra “presa” puede ser divertido. Siempre y cuando estéis seguros de a quién preguntarle. Y nadie quiere pasar un mal rato ante algo tan divertido, ¿verdad?

chica-trio-barcelona

Una de las alternativas más populares es buscar una escort o acudir a un lugar donde poder encontrarlas. Tanto con una posibilidad como con otra, hay multitud de chicas que de forma totalmente legal y consentida, prestan sus servicios para complacer los deseos de chicos, chicas y parejas. Alejad vuestros los tabúes y preguntad. Entre ellas está más que normalizado y os podrán ayudar en vuestro propósito.

De la misma forma, estipular “reglas” es algo positivo. Hablad entre vosotros para que no existan malentendidos, pero dejad lugar a la improvisación. ¿Queréis penetración? ¿Besos? ¿Caricias? ¿Queréis que sólo juegue con ella? Encontrad una palabra de seguridad en caso de que uno de vosotros se pueda sentir incómodo durante el momento.

Si escogéis una chica por internet, también hay que tener en cuenta escoger el lugar dónde realizar el encuentro. ¿En casa? ¿En un local? Las posibilidades pueden ser muy amplias siempre que apartéis prejuicios. Permitir que la chica acuda a vuestra casa y a vuestra cama, puede ser parte del ritual que os sirva para recordar el momento. Ir a un local donde las instalaciones os permitan dar rienda suelta a más posibilidades, puede añadir aún más morbo a la situación.

 

escorts barcelona

Una vez estéis juntos, tened condones a mano, quizás lubricante, agua, juguetes… Todo lo que os pueda añadir más confianza a la experiencia. Sólo queda disfrutar de forma compartida, natural y sin presiones. No es una competición. Utilizad vuestras emociones para guiaros por el cuerpo de cada uno. Hablad cuando lo veáis conveniente. No es mucho más diferente que una relación sexual entre dos.

Y si decidís realizarlo, compartidlo con nosotros. Estamos deseando saber si os habéis animado con este texto.