logo escorts barcelona

KATIA

EXOTICA COLOMBIANA

Edad: 35 años | Medidas: 100-62-97 | Nacionalidad: Colombiana

SOBRE KATIA


Edad: 35 años

Altura: 172 cm

Medidas: 100-62-97

Nacionalidad: Colombiana

Idiomas: Castellano

Turno: Día

Servicios


Francés natural, Francés completo, Lluvia dorada, Atención a parejas, Lésbico, Griego profundo, Juguetes sexuales, Juegos eróticos

DESCRIPCIÓN


Katia es una escort colombiana exótica recién llegada a nuestro club. Su amplia experiencia en sexo y buenas relaciones, la convierte en una de las mejores profesionales sus clientes la avalan.

Realiza todos los servicios y le encantan el francés natural. Con ella puedes aprovechar la oferta de 40€ la media hora y 60€ la hora solo en nuestro local. Si estas buscando una escort 100% completa, Katia es una buena elección.

Hace salidas a domicilio o también te puede visitar en el hotel donde estés. Llámala!!.

¿DÓNDE ENCONTRAR A KATIA?


CLUB NUMANCIA 12

C/ Carrer Numància, 12 (08036) Barcelona

De Lunes a Domingo de 10h a 22h

Móvil: +34 665 654 875

Fijo: +34 933 219 701

En Club Numancia 12 puedes encontrar las mejores damas de compañía en Barcelona. Nuestras chicas de lujo conciben este club como uno de los más atractivos y espectaculares para dar lugar a sus encuentros de puro placer. Nunca una casa de chicas dio tanto por tan poco.

Últimas noticias Escorts Barcelona


Las escorts cubanas que enamoran

Como amante de las mujeres he de reconocer que las latinas son bastante amorosas, pero las escorts cubanas aparte de amorosas, también son dominantes y eso a muchos nos da morbo del bueno. He podido estar con varias de ellas y por regla general, lo que más sobresale en ellas es la alegría innata que desborda por todos los poros de la piel. Son así, es esa sangre caribeña, mezcla de azúcar, tabaco y ron que han aprendido vivir el momento y vivirlo con mucha pasión y júbilo, como lo es Laura, una cubana de 1 metro 68 centímetro, una cintura de avispa, unos pechos naturales bien formados y un trasero impresionante, natural y duro. La conocí en una discoteca y al instante me di cuenta que era profesional del sexo, de las bellísimas escorts cubanas, cosa que me facilitó mucho más el poder estar con ella. Después de la presentación de credenciales y ajustar el precio, pues nos fuimos a mi casa. Era un sábado normal pero que sin yo saberlo se convertiría en uno de los más recordados en estos últimos tiempos.Llegamos y al entrar en mi habitación ella se puso en función y no me dejo hacer nada, ella sola tomó la iniciativa, dominando la situación y para que contar más, lo que pasó fue extraordinario, tanto que después de terminar en vez de irse rápido se quedó conmigo a lo que yo denomino “romanciar”, entre caricias, mimos y algún que otro masajito que yo le di, se fue colando en mi cerebro y a partir de ese instante quede apasionado.Yo tenía muy claro que en estos casos el que se enamora pierde, pero bueno, quizás ella vendría a suplantar esa falta de cariño, pasión y sexo que en mi soledad tenía, y al menos en los momentos que estuviera conmigo, lo viviría a tope, porque de eso trata la vida, de vivir buenos momentos.Así que desde entonces se suceden encuentros con mucha frecuencia con ella y me convertí sin quererlo en uno de tantos que caen rendidos a las escorts cubanas que sin duda te saben enamorar.

Escorts brasileñas, las preferidas por muchos

Hace algunos años atrás -para ser más exactos 9 o 10 años- en la ciudad condal, había un colectivo de profesionales del sexo que dominaban casi todo el panorama, sobre todo el de las grandes esferas, hablamos de las escorts brasileñas, que en ese momento aún eran mayoría. Esto hacía por supuesto que fueran las que más acceso tenían a los clientes, pero no por ellos eran las preferidas. Habían muchos más factores que conformaban esa afirmación.Para empezar, destacaba su belleza natural, casi todas con el mismo prototipo de mujer de ese país, tenían pechos naturales, bellos rostros, una piel canela, en muchos casos ideales y unos traseros y piernas grandotas y bien firmes. Como todo muchas tenían alguna operación de pecho o retoque, pero  por regla general eran bastantes naturales.A la hora del trato con el cliente,  solían ser siempre muy dulces y amorosas, como buenas latinas calientes y con su portugués sensual, te hipnotizaban, seducían y era muy difícil que no cayeras en sus redes. Y para rematar, dentro los servicios, por lo general, casi todas por no decir todas, practicaban el sexo anal, cosa que a todos o casi todos los clientes les encanta. Así que esa pequeña barrera que en muchas otras profesionales del sexo existe, con las escorts brasileñas eran parte del auto placer.Yo puedo confesar que tuve muchas aventuras con algunas brasileñas, en mi caso como cuando me gustan no suelo cambiar, pues las 2 o 3 que tuve en esa época pueden dar fe de ello. Con la primera no tuve muchos encuentros, porque se marchó algo después de estar con ella. La segunda que se hacía llamar Sheila, una  joven alta de pelo negro largo hasta la cintura, una cara de ángel, pecho natural pequeño, trasero con piernas grandes y duras, tuve encuentros semanales, por el periodo de 2 años seguidos, cada semana religiosamente, la visitaba en el local donde trabajaba hasta que se decidió irse a su país. Después conocí a la tercera, Juliana, que era todo lo contrario, rubia, bajita, con unos pechos enormes y fanática al sexo anal. Ya con ella fue casi como una relación de pareja, por unos 5 años, hasta que fue a su país de vacaciones y nunca más regreso.Por mi parte solo tengo palabras y buenas experiencias con las escorts brasileñas, pero se y tengo prueba de ello, que miles y miles de clientes, por lo menos en esos tiempos donde ellas reinaban, podrán decir lo mismo.

Las escorts venezolanas marcando la diferencia

Desde hace un tiempo hacia acá es notable el aumento de escorts venezolanas en la ciudad condal. La mayoría por una cuestión económica o política, han escogido España para hacer sus vidas y ganar dinero por supuesto.Es innegable la fama de belleza, bien merecida, que tienen las nacidas en este país latino americano. Al igual que las colombianas, las escorts venezolanas tienen unos cuerpos de infarto, ya sean naturales o gracias a los cirujanos que la perfeccionaron. Sin duda es una buena carta de presentación, pero aparte de eso, la mayoría con cabello negro largo y un color de piel ideal, sumado a sus rostros angelicales hacen que muchos –entre ellos yo- caigamos rendidos a sus pies.Al ser latinas, el ser cariñosa ya lo llevan en el ADN, sensuales en su mayoría y su forma de hablar te hipnotiza, es muy difícil no caer con sus encantos. Por eso cada vez más ocupan todas un lugar preferencial entre el gusto de los clientes más exigentes. Llegando a ser mayoría en algunos locales, las bellas jóvenes han sabido diferenciarse de las demás profesionales, con su talento y saber estar.Desde los 18 años en adelante, podemos encontrar a escorts venezolanas que han decidido residir en España y así poder hacer su vida con muchas más oportunidades que en su país natal. Muchas se nacionalizan y otras después de un tiempo trabajando como profesional del sexo, cambian de oficio. Pero todas tienen algo en común, marcan la diferencia con respecto al resto de colectivos de jóvenes que se dedican al sexo de pago, por su manera de ser, su belleza, su dulzura y sobre todo por todos los servicios que ofrecen, que son el reclamo de la mayoría de clientes que han pasado de estar con chicas de otras nacionalidades para afiliarse a las ya famosas venezolanas.