Escorts en Barcelona malas y otras no tanto

escorts en barcelona malas y otras no tanto

Cuando vemos anuncios como: … “te hago todo lo que tu quieras”, “Somos varias chicas con ganas de sexo a tope y sin límites”, etc., si los analizamos bien y además vemos que las fotos son más falsas que Judas, nos damos cuenta que las supuestas profesionales que están detrás de esos reclamos son muy malas en todos los sentidos.

El trabajar como escorts en Barcelona, cada vez ha bajado más la profesionalidad, la calidad y el cache. Ahora cualquier jovencita, o no tanto, por tal de ganar dinero rápido se hace llamar “profesional” , sin tener en cuenta que como todo oficio, también éste, el más antiguo del mundo,  tiene su escuela.

Sucede que cuando llegas al encuentro con estas chicas y ves que no saben tratarte, no son nada amables y encima, lo que quieren es terminar rápido y sin mucho esfuerzo para que te marches, llega a desmotivar a los amantes de las meretrices de toda la vida.

Si un cliente contrata estos servicios o va a estos encuentros, es precisamente, en busca de algo que no tiene en casa, o ni siquiera fuera de ella, y se supone que sea algo diferente o al menos estimulante, que justifique o valga el gasto económico que esto le puede resultar, pero no siempre sucede así. Hay escorts en Barcelona que por aburrimiento, falta de experiencia o pereza, ponen en riesgo la reputación –nunca antes mejor dicho- de estas profesionales o trabajadoras sociales. Aunque en honor a la verdad no todas son así.

Por ello, invito a las escorts en Barcelona malas, a que como todo trabajo, se esfuercen y al menos pongan un poco más de interés en los servicios que dicen realizar, ya que ganan dinero por ello y sino sencillamente se dediquen a otra cosa, porque como todo en la vida, si no se nace con la vocación al menos se muestra algo de interés por aprenderlo y hacerlo bien.


Las fotos falsas en los anuncios de las escorts en Barcelona

Ya viene siendo algo típico y continuo los anuncios de escorts en Barcelona con imágenes falsas en internet. A menudo podemos ver fotos de chicas espectaculares -sobre todo en anuncios de pisos particulares- que prometen ser reales siendo todo lo contrario. Antes era más común que usarán fotos de modelos en los Estados Unidos o países latinos, esperando no ser reconocidas, aunque no siempre lo lograban. Ahora con el auge de Instagram y la inmensa cantidad de chicas jóvenes que publican sus selfis, es mucho más fácil suplantar estas identidades y aparentan un anuncio más real.El problema está a la hora que el cliente descubre que la foto por la que se presentó a la cita no corresponde para nada a la escorts en Barcelona que lo recibe y tiene dos opciones: o se queda y entra con la que sea, o se marcha algo molesto y desilusionado por tal engaño.Una manera mucho más segura de poder tener una cita con una profesional del sexo con fotos reales, es visitar los clubs o locales donde éstas se anuncian, ya que es algo más difícil poder sustituirlas por modelos que ni saben que usan su imagen para vender sexo o por dueñas de perfiles activos en Instagram. En muchos casos por una cuestión de cuidar la identidad se tapa de alguna manera el rostro o se oculta algunas marcas identificativas sobre las imágenes reales de la profesional que se anuncia y por supuesto coincide con la que podrás ver y alternar en los locales.La práctica de engañar a los clientes con fotos falsas, al final logra más fracasos que ventajas, así que exhorto a todas las escorts en Barcelona independientes, o de pisos privados que prueben con ser más sinceras y muestren sus fotos reales y si su cuerpo o imagen no les agrada pues que no las suban a internet o sencillamente se dediquen a otro oficio.

Las putas en Barcelona latinas son más calientes

La frase “las putas en Barcelona latinas son calientes” no es una frase hecha al azar, está más que comprobado que de todas las putas y escorts, las latinas son más activas, entregadas y ardientes. Ya sea por una cuestión de raza, de procedencia, o de ADN, las latinas son más abiertas y más lanzadas en lo que al sexo se refiere.A todas les gusta echar un buen polvo y no es mucho trabajo para ellas el disfrutarlo o practicarlo, ya sea con su pareja o con extraños, la cuestión es tener esos placeres que desde muy jovencitas ya conocen. En los países latinoamericanos por regla general las jóvenes comienzan su vida sexual a muy temprana edad. Es normal conocer a putas en Barcelona latinas que a los 14, 15 o 16 años fueron madres, como también es muy difícil ver a una latina de más de 20 años que no tenga aún hijos. Realmente son más calientes, les gusta tener esas satisfacciones y si su trabajo se lo proporciona y además ganan dinero, pues es la faena ideal.Para muchas latinas no es muy difícil estar dentro del mundo del sexo por pago, hay quienes lo disfrutan de tal manera, que no ven la necesidad de cambiar de profesión. Conocemos a muchas putas latinas que están casadas -encima el marido lo consiente- y van a trabajar cada día para disfrutar ya sea con clientes, chicas o todos juntos, de varias sesiones de sexo y mientras más fogosos mejor. Muchas son como ninfómanas que ya resulta una necesidad el tener actividad sexual, de ahí el empeño que le ponen y el éxito con sus clientes. Porque para la mayoría de las latinas no resulta gran esfuerzo el dar y recibir placer, les gusta, lo desean y encima se lo agradecen económicamente. Así que, cuando te digan que las putas en Barcelona latinas son caliente, tu ni lo dudes, porque si no lo es, lo será, eso lo llevan en la sangre.

Se dispara la competencia entre las escorts en Barcelona

La fase 1 sin duda fue el disparo de salida para algunas actividades que no podían hacerse debido a la ya conocida pandemia que ha paralizado casi todo el país. Los que ya pueden abrir sus puertas están empezando a tener un respiro a largo plazo de tanta inactividad y los que no, ya se van preparando mentalmente para también hacerlo.Dentro de todo ese dilema están las escort en Barcelona,  la que no se arriesgó durante las semanas pasadas a trabajar, ya con un poco de apertura se han tirado al ruedo. Y es fácil saberlo con solo ver la cantidad de anuncios que han aparecido desde el lunes pasado en las páginas para estos fines. Muchas caras nuevas, algunas que antes no ejercían esta profesión y otras que antes de hacerse las fotos para sus anuncios pasaron antes por la peluquería y se arreglaron después de estar más de 2 meses sin poder acceder a esas modificaciones estéticas.Vemos como en otras ocasiones que las escorts en Barcelona ofrecen servicios que no creo vayan a realizar, los precios los acomodan acorde con la situación, aunque algunas, no sé si por una cuestión de estrategia o de no “abaratar su mercancía”, los precios los han aumentados.Con fotos aparentemente reales que ponen a temblar a cualquiera, incluso con la verificación dentro de las imágenes del teléfono al que se debe llamar, profesionales de este sector -que tan necesario es-, han comenzado la carrera olímpica por conseguir a los poco clientes que en estos momentos puedes satisfacer sus reclamos y por supuesto los sitios en donde se anuncian muy contentos deben de estar, pues después de un parón de muchas semanas ya se van activando poco a poco , aún faltan por integrarse a esta competencia las escorts en Barcelona que trabajan en locales y clubs de alterne, que volverán con más fuerza y seguro alcanzarán los primeros puestos. Lo cierto es que ya es hora de que todo se restablezca y saber convivir con este virus que se sumará a los otros tantos, que durante siglos ya conocemos.