logo escorts barcelona

Escorts rumanas, las dueñas del placer

escorts rumanas, las dueñas del placer

Más allá de las etiquetas que siempre ponemos a las personas o colectivos, las escorts rumanas no se diferencia de las latinas. Ya sea por el idioma que es una lengua romance o por las formas, las prostitutas de este país han ganado mucho terreno en otros sectores. 

Acostumbrados a verlas en los clubs o haciendo las calles, ahora se están haciendo un hueco en el sector de lujo o alto standing. Jóvenes, altas y con figura de top models, muchas ya se van distanciando de esa idea que se tiene en Barcelona y son el reclamo de clientes con mucho nivel, en hoteles de lujos o en sus propios hogares.

Los servicios también han cambiado y al parecer se debe a una tendencia, la de tomarse su trabajo en serio, ser mucho más complacientes, dominar más idiomas y llegar a ese selecto grupo de clientes que buscan algo diferente a lo que siempre han ofrecido las profesionales de esta región.

Sus precios son más altos que los de la media y al parecer saben hacer muy bien su trabajo. Son todas independientes, y también invierten en su imagen, ya sea física, como dentro de los portales de internet que albergan sus anuncios, con un texto bien pensado, nada vulgar, más de acompañantes y unas imágenes sugerentes, pero nunca mostrando de más, dejando mucho más a la imaginación.

Estas escorts rumanas son mujeres muy llamativas y selectivas, no aceptan cualquier tipo de clientes, por eso sus precios son muchos más altos y ya son la competencia directa de las rusas que se caracterizan por ser de alto standing.

El objetivo es el mismo, llegar a dar lo máximo para atraer y mantener a sus clientes y llegar a ser las dueñas absolutas del placer en la ciudad condal. Las escorts rumanas, se han puesto las pilas y con ellas el nivel sin duda ha aumentado, sobre todo para aquellos que pueden darse esos gustos.


Pasión por una escort en Barcelona

Como amante de las bellas mujeres y sobre todo de las profesionales del sexo, hace tiempo desde que navego por internet en busca de citas, siento un inmenso deseo de poder quedar con una escort en Barcelona en especial.Actualmente se hace llamar Amanda, -aunque ha tenido varios nombres, todos nombres de guerra, claro está- pero lo más importante es que siempre usa las mismas imágenes y si concuerdan con la realidad, la verdad que es la mujer de mis sueños y la de muchos.Se describe como una chica organizada y ofrece un encuentro inolvidable totalmente relajante. También ofrece la posibilidad de tomarte unas copitas, fiesta blanca o todo lo que desees o necesites. Por lo que se ve también le va la marcha fuerte y a mi mientras más cañeras, mejor.En antiguos anuncios siempre se presentaba sola en su piso, la típica escort en Barcelona independiente, pero actualmente lo hace también con una amiga, que está de muy bien ver, lo que conlleva algunos servicios como tríos, dúplex, lésbicos, etc. Si ya ella así sola me pone a tope imagínense dos del mismo prototipo, sin duda una fantasía a otro nivel. Volviendo a Amanda que es la que me ocupa horas de pensamiento, estoy ya listo para poder tener ese encuentro que tanto he deseado y que quiero hacer realidad. Espero que al llegar a la cita me encuentre a una joven al menos parecida a la de las fotos en internet, sino seria decepcionante.Mi intuición me dice que será una elección aceptada y si hace todo lo que anuncia se convertirá en la escort en Barcelona preferida. Ya el tiempo dirá la última palabra y por supuesto ya les iré contando a todos como me fue en esta nueva aventura más bien pasional.

Re encuentro con mi escort en Barcelona preferida

Ayer fue uno de esos días que uno se levanta con ganas de tener un buen encuentro o cita con una chica y tener sexo. Como estoy “más solo que la Una” me tocó entrar en internet a buscar una escort en Barcelona. Últimamente ellas se han convertido en mis novias por horas y aunque no soy de los que suele variar, si me tengo que adaptar a lo que esté disponible y más en estos tiempos de pandemia.Así que entré en uno de los portales más importantes para escort en Barcelona y mayor fue mi sorpresa al encontrar a una de mis ex novias por horas, se trataba nada más y nada menos que de Fernanda, una venezolana súper hermosa que conocí en unos de los locales de Haima y ahora debido a la situación está trabajando como independiente en un piso.La llame al instante, al teléfono que venía en el anuncio y me contesto ella, al escuchar mi voz se alegró muchísimo de escucharme y de saber que quería una cita con ella, - por supuesto la alegría no creo que sea por mí, más bien por lo que me tocaría pagar- pero bueno, una vez ya sabía las nuevas tarifas y que sus servicios conmigo serían los de siempre, me puse mano a la obra y me fui a duchar. Busque un calzoncillo nuevo, así como la ropa para dar buena imagen, el mejor perfume que tengo, y como soy un caballero y romántico de los que pocos quedan por el camino le compre una flor y se la llevé como presente y recuerdo de ese re encuentro.Durante todas esas horas de esa cita mágica, mi escort en Barcelona preferida, volvió a ser por un tiempo esa novia por horas que te complace y te hace feliz, y de eso se trata la vida dicen, no, de pequeños momentos y detalles. Así que ya tengo como seguir viviendo esos momentos y con quien en esas citas por horas.

Un encuentro muy caliente con una escort en Barcelona

Llego el día en que realmente no podía aguantar más las ganas de echar un polvete, y como ya es una costumbre o más bien la única opción, entré en las páginas de contacto y me puse a buscar alguna escort en Barcelona que se ajustara a mi gusto, ya que como tocaba, me iba a dar el lujo de pasármelo bien costara lo que costara.Entré en uno de los portales más conocido y ahí estaba la ideal de mis pensamientos, una venezolana de curvas impresionantes con unos pechos (fabricados pero da igual) grandes y bonitos y un culo que para que decir, con una cinturita pequeña y con cara de muñeca. La llamé por supuesto y en 45 minutos ya estaba tocando el timbre de su piso.Su nombre Natasha, de unos 24 años aproximadamente, bueno volvamos al asunto, me abrió muy amable y sonriente y me invito a que pasara a la habitación. Por lo que pude ver es una chica muy limpia y me invito a darnos una ducha. Después de la misma, ella frente a la cama se arrodilló y empezó con un francés natural de lujo, siempre mirándome a los ojos y en plan sensual con sus labios carnosos y suaves. Al parecer como escort en Barcelona, tenía ya el tiempo medido y paró para pasar a la cama a seguir la faena, me dejó probar sus grandes pechos y con mucha delicadeza pude saborearlos. De ahí comenzamos el coito normal con el típico misionero, pero no podía terminar sin ver su gran trasero delante de mí, así que pasamos a la posición del perrito y en cuatro seguí con esas grandes nalgas pegando sobre mí, con mucho entusiasmo para así terminar la faena en sus pechos sin ningún problema. Después otra ducha, unos besos y caricias de despedida y me fui para mi casa muy satisfecho. Por supuesto ya deje marcada mi próxima cita con ella, porque sin duda escort en Barcelona como ella no había encontrado y ¿para que buscar más?