logo escorts barcelona

Gran fiesta con escorts colombianas

gran fiesta con escorts colombianas

Tarde noche de un sábado, en el centro de Barcelona, donde todo lo que es ocio está cerrado por el coronavirus y yo con unas ganas tremendas de darle un poco de alegría al cuerpo, que ya lo necesita de tantos meses de confinamiento y restricciones, así que entré en el ordenador y me fui a una de esas páginas de contactos donde encuentras a profesionales del sexo de todos los tamaños, formas y colores. 

Fue solo entrar y lo primero que vi fue el anuncio de Catalina y su amiga Carol, dos escorts colombianas dulces y calientes. Las dos recién llegadas a la ciudad y que querían pasar momentos muy calientes con quien llamara. Eran independientes y muy sexys las dos –las fotos al menos eso afirmaban-, con unos cuerpos deliciosos y fantásticos, que sabían  bien cómo usarlos para poder llegar a unos orgasmos increíbles.

La cosa pintaba bien y con esa presentación no lo pensé más y salí a darle un poco de movimiento al cuerpo. Ya previamente las había llamado y me indicaron su dirección muy cerca de la Sagrada Familia. 

Al llegar puntual a mi cita, mi mayor preocupación era saber si las chicas que se anunciaban correspondían a las fotos que mostraba el anuncio y para mi sorpresa eran las mismas, no con el Photoshop de las imágenes perfectas, pero sí, eran ellas y reales.

Pues sin mucha dilatación, ni tantas presentaciones, -ya que el tiempo corría- entramos en la habitación, ropas fueras y comenzó la fiesta con estas dos escorts colombianas, Catalina fue la primera que rompió el hielo, empezó con unos ricos besos, mientras Carol le siguió con un masaje cargado de puro erotismo. Los pechos grandes de Catalina entraron en escena, mientras Carol comenzó con un francés que “levantó todas las pasiones” y pasamos a la acción más fuerte. Como siempre los detalles me los reservo para mí, pero la fiesta a dos bocas, cuatro manos y todo lo demás multiplicado por dos llegó al máximo clímax de todos los placeres habidos y por haber.

En honor a la verdad, de la hora que tenía pactada, pasamos a dos horas más con un extra añadido y la verdad que hubiera seguido muchas más, pero llegó el momento de irse y dejar la fiesta en el tiempo justo. Sin duda repetiré con estas dos espectaculares escorts colombianas y espero sea pronto.


Las escorts en Barcelona siguen estando de moda

Después de la resaca de algunos por el día de los enamorados, -sin dudas afortunados, en donde dicho grupo yo no entro- toca volver a la normalidad y los solteros como yo seguimos en la búsqueda de esa compañía que te complemente. En esta situación actual de pandemia es muy complicado encontrar pareja, al menos por las vías normales. Con bares, discotecas y locales de encuentros cerrados es difícil ligar y aunque mucho se apuntan a la nueva tendencia de ligar en los supermercados, no creo que entre cebollas, papas, y tomates yo consiga nada.Por eso nos queda lo que nunca pasa de moda, y son las escorts en Barcelona, esas novias sustitutas que nunca te fallan y siempre están disponibles, y como son tantas pues nunca tienes opción de aburrirte, siempre aparece una que te deslumbra, como fue el caso de Celia, una rubia catalana impresionante, salida de las mejores revistas de modelos, pero muy real, -también las mujeres bellas necesitan comer- y con esta crisis es muy difícil depender de tu pareja, así que aproveche esta oportunidad única y la contacte.Si las fotos son hermosas, escuchar su voz lo fue más, no dudo que tenga cientos de amantes en lista de espera y no es broma, a diferencia de muchas escorts en Barcelona, Celia trabaja con agenda y con citas previas, pues son muchos los que la desean.Así que yo pedí la mía y me dio opción para hoy a las 18:00 horas o mañana a las 12:00 horas y opte por hoy y así salir de dudas, porque si es verdad todo lo que pone en su anuncio, la verdad es que creo que ocuparé muchas horas, en muchos días de muchos meses. Y así de esta manera gracias a las escorts en Barcelona podré celebrar un pos día de los enamorados con una “novia suplente” de revista.

Pasión por las escorts argentinas

Tengo que confesar, más que todo para estar bien conmigo mismo, que un prototipo de mujer que me encanta es el de las argentinas. Esa mezcla de latino con europeo, muchas con apellidos italianos, y esos cuerpos bien torneados, hace que destaquen mucho. Y qué decir del acento o manera de hablar, esa manera de pronunciar las palabras te medio hipnotiza, te envuelve y fue justo lo que me pasó a mí hace muy poco con una chica de ese país.Resulta que con ganas de marcha y deseos de tener sexo, porque entre el toque de queda, todo cerrado y nada de vida social, llega el momento que explotas y antes de eso, entre en internet y en uno de esos portales famosos, descubro a Belén, una de las escorts argentinas más espectacular de toda Barcelona. Rubia, alta con un cuerpo y unas piernas potentes, un trasero inmenso y unos pechos naturales normalitos, no tan grande pero a la medida justa. De solo 21 años, según ella estudiante y amateur, aunque la verdad, le gana a muchas que tienen el título de profesionales. Aprovechando que sus compañeros de piso estaban de viaje, la rubia potente ofrece sus servicios, sumándose a las otras escorts argentinas, de manera privada e independiente. Me sorprendió, mucho con la cercanía y la pasión que le ponía a todo, jugando con sus ojos verdes que te penetraban hasta el alma. Pues qué más puedo decir, de todas las profesionales, una de las escorts argentinas que viven en Barcelona me entregó toda su pasión y yo quede rendido a sus pies. Por supuesto que esto es solo el principio de lo que podría ser una larga relación digamos “profesional”. Lo más seguro que muy pronto les contaré mucho más de esta impresionante mujer.

Los amantes de las putas y escorts en Barcelona

Tener sexo con putas y escorts en Barcelona, es una práctica que muchos disfrutan y sobre todo prefieren. Ser cliente asiduo de las profesionales también es muy común. Hay que tener en cuenta que no dejan de ser relaciones íntimas y en muchos casos los clientes encuentran en ellas mucho más que puro sexo o pasión. Puedes llegar a enamorarte sin darte cuenta, sobre todo si los servicios son absolutamente de todo tu agrado.Pero al igual que los clientes las putas y escorts en Barcelona también tienen sentimientos y muchas tienen novios, o maridos, que en algunos casos primero fueron clientes. Y es que si te gusta algo, lo más inteligente es mantenerlo y así como mismo ellas brindan sus servicios también reciben de parte de los clientes sensaciones y mucho más.Si tú eres capaz de conquistarlas con buen sexo y otras estrategias, podrías convertirte en sus amantes, nada lo impide, teniendo como base que ellas no son robots, son seres humanos exactamente igual que tú, con deseos, sentimientos y pasiones, que también desean recibir.Pero hay que ser objetivo en esto, ser amante de estas profesionales no es nada fácil, todo está en que ellas lo decidan, pero no es imposible. Y como mismo pasa con mujeres que no son de este oficio, que tienen sus amantes y salidas furtivas, las putas y escorts en Barcelona también pueden tener sus aventuras extra laborales con quien deseen. Hay algunas que tienen sus parejeras y en su vida privada disfrutan de ellos como verdaderos amantes, entregándose sin límites y disfrutando de todos los placeres que el sexo brinda, siendo ella quien los reciba como cualquier otro ser mortal cualquiera.Yo voto siempre a favor de que ya sean profesionales o no, todos tengan la libertad de tener sus relaciones íntimas y más personales con quienes quieran y cuando quieran.