La verdad sobre las escorts independientes en Barcelona

la verdad sobre las escorts independientes en barcelona

En ocasiones nos despertamos con la noticia del desmantelamiento de alguna banda de tráfico de mujeres que eran obligadas a prostituirse. Eso no deja de ser real, pero lamentablemente los medios lo generalizan y mandan el mensaje de que toda la prostitución es manejada por proxenetas o bandas de este estilo y nada más lejos de la verdad.

No se puede negar, porque es un hecho, que muchos desalmados se aprovechan de mujeres en países pobres o países del este para lucrarse por esta vía pero es un porcentaje menor. En su gran mayoría las escorts que trabajan en Barcelona lo hacen para su propio beneficio y por su propia voluntad, como un medio de ganar dinero rápido, en teoría fácil y para su uso.

Hay muchas latinas que aprovechan varios meses para venir a la ciudad a trabajar, ganar dinero, ahorrar y después retirarse, repitiendo el proceso cada vez que lo necesite. Otras jóvenes y solteras trabajan para ellas mismas y si ahorran dinero o se lo gastan ya es problema de ellas. Están las que tienen parejas e incluso posibilidad de trabajar en otras cosas pero optan por decir que son enfermeras o asistentes sociales cuidando “un viejo”, y en realidad no mienten solo que no es un solo viejo, más bien cientos.

Ninguna de estas mujeres son coaccionadas ni obligadas a nada, ya sea que laboren en un club, local, o en sus propias casas, son todas libres e independientes para hacer con su cuerpo lo que deseen, así con su beneficio.

Esto no quita que dejen de ser mujeres normales y corrientes, no porque sean escorts que trabajan en Barcelona  dejan de hacer vida cotidiana, incluso las familias de la mayoría de ellas ni tienen idea a que se dedican, ya vivan aquí o en otro cualquier país. Son pocas las que muestran la cara en sus anuncios, y con rostro o no, todo lo que hacen es con su consentimiento. 

Hay quienes lo toman como un plan de choque para ganar un dinero rápido con algún objetivo, otras porque sencillamente le gusta y punto.

Resumiendo, la gran mayoría de escorts que están en Barcelona son independientes, libres y si tienen alguna pareja que se lo consienta ya eso es problemas de ellos, pero no todas son resultado de la trata de blancas. 

Por lo que te recomiendo que las visites en los clubs y locales como los del Grupo Haima donde todas te tratarán como si fuera tu novia real. ¡Garantizado!


Escort latinas VS europeas en Barcelona

Como para gustos se han hecho los colores, y en la variedad está el gusto, algunas escorts en Barcelona se dividen en dos grandes grupos, las latinas y las europeas.Dentro de los clientes nacionales la mayoría se decantan por el bando de las latinas, quizás el que le traten como “papito”  sean muy cariñosas y estar compuestas por muchas curvas atraen a los españoles, o quizás les recuerde aquella época de la conquista, no sé. Lo cierto es que colombianas, venezolanas, cubanas y brasileñas, entre otras son las primeras elegidas, eso de tener sangre caliente creo que también funciona en sus casos.El otro bando al que denominamos europeas, en realidad no tienen tantas curvas, pero en su mayoría son hermosas, con unos bellos rostros y cuerpos delgados y son en realidad un poco secas. Muchas son rubias y son más deseadas por extranjeros, latinos y españoles muy exigentes en gustos. Rumanas en su mayoría, moldavas, rusas, todas las llamadas del este , algunas italianas, españolas, entre otras, no tienen la fama de esa sangre caliente de las latinas, pero su belleza y encantos atrapan a los que gustan de este perfil.Es curioso como cuando están juntos los dos grupos de escorts en Barcelona funcionan como uno solo, pero la realidad es que la competencia siempre está y la lucha por los clientes, así que si alguno de los clientes se pasa para el bando contrario al que siempre eligen tampoco pasa nada. Siempre es bueno probar otras opciones, pero en su mayoría cada cual tiene bien definido sus gustos. En mi caso particular yo me decanto al 100% por las chicas del bando de las latinas dentro de las escorts en Barcelona. A mí al menos me encantan las curvas –mientras más mejor- y el que sea cariñosas o me mimen me encanta.Como les dije al principio es una cuestión de gustos, aunque también están los clientes que cualquier cosa les de igual pero ese ya es otro tema.

¿Por qué gustan tanto las putas de Barcelona?

Hay una canción popular que explica por qué la ciudad condal tiene poder, y es que esta capital atrapa a todo el que la visita, ya sea por su cultura, gastronomía, su gente, sus fiestas y todo el ambiente que la rodea.Lo mismo pasa con las putas de Barcelona que tienen un estilo único y diferente a las del resto del país. Ya sea por el clima, por la forma de vida o por la misma ciudad, las trabajadoras del sexo tienen una forma, un estilo y un sabor diferente. Son amables, complacientes, muy fiesteras e integradas a la ciudad y sus costumbres. También la calidad se nota. En todos los niveles podrás ver que están por encima de la media a nivel nacional. Las más caras ya sean rusas, europeas, españolas o latinas, tienen unos cuerpos, cultura y presencia espectaculares, de ahí sus altos precios. Las demás putas en Barcelona están bastante balanceadas, las diferencia solo el precio por sus servicios que en muchos casos lo petan con buenas ofertas, pero no tienen nada que envidiar a las que se ofrecen por más coste y a veces se quedan sin trabajar, porque en estos tiempos como en todo negocio predomina la calidad / precio.Si entras a cualquier club de putas en Barcelona, te tomará unos largos minutos poder escoger con quien ocuparte, porque la cantidad es tan alta y están todas tan buenas, que a veces es una cuestión de seleccionar a dedos o elegir a la primera que se acerca.Lo ideal para estos casos es primero en la barra del club tomarte una copa, mirar tranquilamente una por una, después alternar, conversar con ellas y la que te saque esa chisma, o te ponga los pelos de punta, pues sin pensarlo dos veces ocuparte y comprobar porque son sin duda las mejores.

Escorts de Barcelona en tiempos del Coronavirus

No es secreto para nadie que esta pandemia ha dislocado todas nuestras vidas, así como rutinas. Absolutamente todos los sectores de la sociedad se han visto afectados, -unos más que otros-, y el mundo del sexo no se queda atrás.Como la cuestión va de impedir el intercambio de fluidos, o de toques entre personas pues imagínense  las primeras afectadas fueron las escorts que viven en Barcelona, porque si no de que otra manera pueden hacer su trabajo.El “concepto de escorts” viene desde los tiempos inmemorables, en todas las sociedades ha habido mujeres que por dinero acompañan o tienen sexo con todo aquel que pueda pagar. Ahora en estos tiempos del coronavirus las profesionales del sexo han tenido que pasarse al teletrabajo y muchas a través de webcam o de sus móviles en diferentes plataformas se exhiben, desnudan, o se auto tocan para el disfrute de aquellos que desde casa no pueden hacer otra cosa que mirar y machucársela ellos mismos.Ahora a las tradicionales modelos de webcam o camgirls les ha salido una dura competencia, las escorts de Barcelona que sin trabajo han tenido que sumarse a esa manera de laborar.Lo cierto es que hasta que no pase todo esto va ser difícil sentir que te toquen o tu tocar a una mujer que te guste, más que nada por el temor de una infección, ya que este virus maligno ni entiende de razas, colores, ni géneros y es muy difícil tener sexo o hacer algo envuelto en plástico completamente.También a todo esto se suma el porno que resulta ser un gran enemigo para las escorts de Barcelona, ya que sale gratis lo tienes en el pc o en el móvil del cliente y no necesitas de mucho espacio, ni salir de casa. O sea que esto tiene que pasar ya porque no hay nada como el contacto real de piel con piel y sexo con sexo, lo demás es tonterías.Por todo esto y más yo sigo prefiriendo el formato tradicional, pero toca aguantarse. ¿Y tú qué prefieres?