logo escorts barcelona

Las escorts colombianas y sus grandes curvas

las escorts colombianas y sus grandes curvas

Es ya una constante el ver y disfrutar los cuerpos esculturales y con muchas curvas de las escorts colombianas. No solo el hecho de que sean latinas y por una cuestión de genética ellas tienen este prototipo, sino por una cuestión de moda y estética. En su país natal, desde muy jovencitas, si la vida no las doto de curvas, hacen todo lo posible por pasar por el cirujano y que este las amolde con la figura estándar, cintura pequeña, pechos operados de talla considerable y un trasero descomunal.

Muchos conocen esa serie colombiana que después tuvo sus versiones en  España y Estados Unidos, “Sin tetas no hay paraíso” y no es una simple ficción. En Colombia es una realidad que chicas de 15 años ya estén pensando en fabricar su cuerpo para poder llamar la atención, atraer a hombres poderosos, o con mucho dinero y mejorar su situación económica. 

Pues esa tendencia también la tenemos aquí y las escorts colombianas por lo general buscan esa “perfección” o refuerzos estéticos para poder gustar a muchos más clientes. Muchas van a su país con el cirujano de turno a retocarse o lo hacen en clínicas de la ciudad condal aunque cuente un poco más.

Lo cierto es que para muchos -como es mi caso- poco importa si las curvas son naturales o de silicona, lo que importa es la línea de esas curvas que desata la mente y te hace imaginar cosas indescriptibles, y es que donde haya una par de pechos grandes o un trasero inmenso, que se quite todo lo demás. Sin duda son armas poderosas que las escorts colombianas saben crear, usar, potenciar y aprovechar y si la naturaleza no se las dio, siempre un especialista te las podrá desarrollar.

Ya después queda el mantenimiento de esos cuerpos ya sea en el gimnasio o con dietas, pero sea de la manera que sea, lo importante es que si hay grandes curvas, hay grandes beneficios y eso ellas lo saben.


Me encantan las escorts mexicanas

Aunque no es un colectivo muy grande en Barcelona se puede encontrar algunas escorts mexicanas disponibles para satisfacer los deseos sexuales.Una de las maneras de encontrarlas es a través de anuncios de los portales de sexo y como hoy me levante con ganas de comer nachos con guacamole, vamos en busca de una.Fue entrar en una de esas web y me apareció de primero Mar, una joven de 25 años que dice compaginar los servicios de compañía con sus estudios. Se define como apasionada, elegante, sofisticada y con mucha distinción y aunque sus fotos mostraba una imagen más que convincente, ella en su anuncio insiste y explica un poco todo lo que puede ofrecer y ahí es donde se pone la cosa buena.Comentó que me recibiría en una lencería muy sexy para ir calentando el ambiente y la verdad que las curvas que se aprecian en las fotos, con estas prendas subiría la temperatura en todas partes. Continuaría conversando un poco para ir conociéndonos mejor y para romper el hielo, y cuando llegue el momento, lograría que yo esté tan a gusto y relajado que pueda sacar todo lo que llevo dentro –supongo que sea algo más que el dinero-.Insiste que no hay nada mejor que hacerlo con una profesional como ella, una amante deliciosa y salvaje que hará que yo me rinda al placer más intenso. Que su cuerpo es un templo de una satisfacción absoluta y quiere que penetre en él con todo lo que yo tenga, una y mil veces si es necesario, para que yo lo pase en grande solo a su lado, y continua ya especificando todos los servicios sexuales que realiza y que te da una idea más global de lo que puede ser un encuentro con ella.En honor a la verdad lo que puedo reconocer es que aparte de bella, esta representante de las escorts mexicanas en la ciudad condal, tiene un alto nivel cultural, buena ortografía y una buena narrativa, cualidades que aprecio y sumado a lo que muestras sus fotos no hay dudas que será un buen encuentro. Así que ya me pondré en marcha y después les contaré como me fue con una de las escorts mexicanas más interesantes que he visto.

Las escorts colombianas se apuntan a la moda del gym

Estar en forma es algo fundamental para todo ser humano y si se trata de aquellas personas que por su oficio o trabajo necesitan de un buen físico, mucho más. Es el caso de las escorts colombianas que trabajan en Barcelona, estas para poder mantener una imagen siempre atractiva a parte de los retoques o cirugías que algunas se hacen, ahora en estos tiempos difíciles y de mucha competencia, se apuntan al gimnasio o sencillamente se machacan en sus casas con horas y horas de entrenamiento físico.Ya vemos que el tener un cuerpo fitness es un estilo de vida y las mujeres se han apuntado a esta moda. Quizás no al nivel de competición, pero endurecer los glúteos, y hacer crecer fuertes y firmes las piernas, si son el resultado que muchas escorts colombianas ahora buscan.En cuestión de pechos con la silicona es suficiente, pero los demás músculos y curvas si se pueden desarrollar y endurecer, para ellas esto sería idealCon la situación existente, a las profesionales del sexo se les han unido chicas que no siendo profesionales dan el salto al sexo de pago por pura necesidad. Españolas, latinas que ejercían en otros sectores y de otras nacionalidades, se han incorporado a este mundo y desde sus casas o pisos alquilados, pasan a ser competencia y por ello las escorts colombianas para marcar la diferencia optan por fortalecerse en el gimnasio, perfeccionando sus cuerpos y así con esas figuras espectaculares atraer mucho más a los clientes y amantes de la belleza femenina.Este hecho por supuesto, que es de agradecer por todos los clientes, ahora lo tienen más difícil a la hora de elegir servicios o compañías. Solo tienes que entrar a cualquier portal de sexo y verás la cantidad de chicas bellas y bien formadas que puedes encontrar.Yo sinceramente felicito a todas aquellas que desean tener un buen físico y además salud y por supuesto no las pierdo de vista para posibles encuentros personales y así poder comprobar en persona la eficiencia de sus horas de rutinas en el gym.

Las escorts en Barcelona, sustitutas del amor

Esto que les cuento es una historia real y de como una de las bellas escorts en Barcelona llenó el vacío que dejo un mal amor.Todo comenzó cuando en una noche de un sábado muy triste la que era mi pareja en ese momento, así sin más, rompió la relación y me dejo abandonado en medio de la calle. Ese sábado estada destinado a que fuera uno de los más felices, empezó con esta mala noticia y reacción por la que hasta ese instante ocupaba mi corazón. Después de marcharse no me quedó otra que deambular por la las calles solas y frías de la ciudad condal en busca de un trago para empezar ahogar las penas, a lo lejos veo unas luces de neón muy llamativas que invitaban a entrar y eso hice.Era la primera vez que entraba en este local y para mi sorpresa me encuentro con una barra de madera larga, llena de bebidas de todo tipo y rodeada por más de 50 chicas todas impresionantes y por supuesto escorts en Barcelona. Pedí mi copa y me quedé tranquilo con ganas de disfrutar de la bebida y se me acerca una chica colombiana, que no estaba mal, pero en realidad, ni escuchaba lo que me decía, yo estaba aún enfrascado en seguir torturándome con lo que me había pasado y para no hacerle perder más el tiempo, le dije que me disculpara pero quería estar solo. La chica entendió y muy amablemente se marchó, continuando yo con mi copa. Al terminar esta le pido al camarero otra copa y al girar la cara veo a lo lejos una imagen que emanaba luz propia con un cabello rubio largo y una curvas que solamente las había visto en revistas de modelos y ahí mi sábado empezó a cambiar. Sin pesar y de una manera intuitiva, cogí la copa y fui directo hacia esa chica que sola en lo último del local aguardaba mi llegada. Una vez frente me encontré con una hermosa brasileña con unos ojos hipnotizadores y no tuve mucho que hablar. Le pregunte su nombre y me contesto: “Yuli”, ella me pregunto que buscaba en ese lugar, yo conteste: “busco el amor” y ella me dijo: “el amor se encuentra en cualquier lugar”. En ese mismo instante entramos a una habitación por una hora y desde ese día hasta unos años después que se marchó definitivamente de España, una de las escorts en Barcelona más bellas fue mi sustituta del amor y lo más parecido a una pareja real que he tenido.